Copias De Seguridad

Hacer copias de seguridad de los servidores, estaciones de trabajo y otros dispositivos es una buena práctica y un imperativo empresarial, a pesar de eso las copias de seguridad por sí solas no garantizan la continuidad del negocio ni la protección de los datos.

Copias De Seguridad

Ciertamente la creación de una copia de seguridad, ya sea esta imágenes de disco o copias de archivos, es el inicio de un plan de recuperación de desastres, no es garantía de que una empresa pueda recuperarse si la copia de seguridad se daña. Sin embargo, una preocupación aún mayor podría ser el robo de los datos confidenciales si la propia copia de seguridad es robada o puesta en peligro por un atacante.

Los ciberdelincuentes de hoy en día son mucho más astutos y eficaces que los de generaciones pasadas. No obstante, a principios de la década de 2000, un ciberataque solía consistir en daños a los datos o en el robo de archivos. Nadie puede ignorar que, los atacantes pueden robar datos sin que las víctimas sepan  que se ha producido el robo.

Cuentas fantasma en la nube

Es indudable que con tantos datos almacenados hoy en día en la nube, los atacantes sofisticados pueden redirigir las copias de seguridad o el almacenamiento de datos tradicional de las propias cuentas en la nube de la víctima a las de los atacantes.

Esencialmente, hoy tenemos organizaciones que guardan sus datos en las cuentas web de los atacantes, aunque a la víctima le parezca que sus datos están alojados de forma segura en su propio entorno de nube.

En particular, el caso de las organizaciones que guardan sus copias de seguridad en la nube, su equipo de ciberseguridad debe asegurarse periódicamente  que realmente están guardando las copias en sus propias cuentas, y no en una cuenta redirigida.

De cualquier manera, utilizando credenciales de administrador de sistemas comprometidas y eludiendo la autenticación de segundo factor de manera similar a la de los ciberatacantes estatales rusos, en consecuencia pueden secuestrar una o varias cuentas de un servidor en la nube y acceder a los archivos corporativos, incluidas las copias de seguridad.

Protege tus copias de seguridad

Es cierto que las copias de seguridad que no estén cifradas podrían verse comprometidas, por esto,  los atacantes tienen la capacidad de leer los datos de la copia de seguridad y/o inyectar malware en la copia de seguridad, de modo que si los servidores de la organización se ven comprometidos más tarde, la copia de seguridad volvería a infectar los servidores cuando se restaurara la copia de seguridad.

En consecuencia, disponer de copias de seguridad cifradas no sólo es una de las mejores prácticas en materia de ciberseguridad, sino que es una de las 12 medidas de seguridad clave que la empresa de ciberseguros Marsh McLennan Agency incluye en su lista de los cinco principales controles de seguridad necesarios para obtener un ciberseguro.

Las copias de seguridad cifradas ocupan el primer puesto de la lista de controles esenciales, junto con la autenticación multifactor, la detección y respuesta de endpoints, la gestión de accesos privilegiados y el filtrado de correo electrónico y la seguridad web.

En particular los productos de copia de seguridad que supervisan las anomalías en los patrones de acceso y datos pueden utilizarse para identificar posibles programas maliciosos en el sistema, incluidos los ataques de ransomware.

Hasta cierto punto la integración de las copias de seguridad del servidor con el software de gestión de información y eventos de seguridad (SIEM) existente o con las aplicaciones de orquestación, automatización y respuesta de seguridad (SOAR) podría ayudar al equipo de seguridad de IT a identificar las anomalías del sistema que podrían alertar al equipo de un posible compromiso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.